Vivo el interés por los estudios en Derecho en la UPR

0

La Casa Abierta de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico celebrada este domingo 17 de diciembre, fue todo un éxito. Más de 170 asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar testimonios de estudiantes y egresados, tomar una clase modelo y recibir el consejo de la Decana Vivian I. Neptune Rivera y exhortación del Rector Interino del Recinto de Río Piedras, Luis A. Ferrao para solicitar admisión y vencer cualquier obstáculo para lograr sus sueños de estudiar Derecho en la UPR.

En su saludo de bienvenida, la Decana Neptune indicó que era importante llevar a cabo la Casa Abierta para que los que sientan pasión por el estudio del Derecho, los que se indignan por la desigualdad que se ha agravado tras el paso de María, supieran lo que se hace en la Escuela para formar abogados y abogadas comprometidos con el cambio social. Añadió que era importante que visitaran el Recinto de Río Piedras porque se trata de la única universidad pública y accesible del País.   Enfatizó la importancia de derrotar tres mitos: el mito de que para ser admitido hay que tener conexiones o palas;  el mito de pensar de que hay demasiados abogados; y el mito de que hace falta poseer un bachillerato en un área temática en particular para ser admitido.

Destacó que a la Escuela se entra por el promedio y puntuaciones de los exámenes de LSAT y Exadep y no por conexiones o por palas y dio de ejemplo su propio caso cuando en bachillerato una profesora le dijo que nunca entraría a la Escuela. Esas palabras la motivaron a estudiar con más ahínco para los exámenes y a mantener su promedio. El resultado fue que recibió su carta de admisión con una nota a puño y letra del entonces Decano felicitándola por haber sido una de las personas admitidas con el índice de ingreso más alto.  En torno a que hay muchos abogados aclaró que mientras haya desigualdad, injusticias y falta de oportunidades hará falta un abogado que le de voz al que no tiene y se ponga en su lugar para vindicar sus derechos.  Añadió que todos los trasfondos académicos y profesionales son bienvenidos en la Escuela ya que no se requieren estudios en un área particular sino tener un bachillerato.  Finalmente indicó que nunca es muy temprano ni muy tarde para decidir estudiar Derecho ya que hay estudiantes de escuela intermedia y superior que asistieron a la Casa Abierta y ya comienzan a familiarizarse con los requisitos de admisión y también cuentan con estudiantes que luego de jubilarse de sus respectivas profesiones comenzaron el estudio del Derecho.

Por su parte, el doctor Ferrao señaló que “Nuestra Escuela de Derecho es una de las entidades emblemáticas del Recinto Riopedrense, con una historia luminosa y un prestigio cimero validados por la inmensa cantidad de egresados de sus aulas que han cincelado prestigiosas carreras profesionales enmarcadas en el mundo de las leyes”. Añadió el Dr. Ferrao que “esta Casa Abierta plantea una invitación muy genuina a todas esas vocaciones en busca de un cauce para hacerse realidad y es una estupenda oportunidad para que los jóvenes aspirantes a seguir una carrera universitaria conozcan todo lo que nuestra Escuela les puede ofrecer, especialmente cuando enfrentan el desafío de tomar una de las decisiones más trascendentales de sus vidas”.

Mientras que los estudiantes Verónica Vega, Juan G. Álvarez Valentín, Elizabeth Barreto y la recién egresada, Ángeles Rodríguez, compartieron testimonios de sus trayectorias y vivencias antes de llegar a estudiar Derecho y sus testimonios de vida estudiantil en la Escuela. Posteriormente, el profesor Carlos Díaz Olivo ofreció una clase modelo sobre Derecho Constitucional y el director interino de la Biblioteca de Derecho, Samuel Serrano compartió las oportunidades disponibles y recursos bibliográficos, únicos en el Caribe, para que logren completar sus estudios en la Escuela.

El cierre de la actividad contó con la Tuna de la Universidad de Puerto Rico y su director, Gregorio “Goyo” Acevedo, quienes mostraron sus dotes musicales e interpretaron el Himno al Alma Mater, como ejemplo de la diversidad cultural que brinda la UPR a sus estudiantes.

Posteriormente, los asistentes pasaron al vestíbulo de la Escuela a orientarse sobre el proceso de admisión y los requisitos que tienen que cumplir para poder completar su solicitud. También tuvieron la oportunidad de hacer un recorrido por la Biblioteca. Además, el Consejo de Estudiantes de Derecho, representantes de organizaciones estudiantiles, Pro bonos, la Revista Jurídica de la UPR estuvieron ofreciendo información de sus servicios y actividades que realizan en la Escuela.

La fecha límite para solicitar admisión a la Escuela de Derecho de la UPR es el lunes, 30 de marzo de 2018. Más información en http://derecho.uprrp.edu/futuros-estudiantes/admision/juris-doctor/

Share.