Historias de éxito— Clase 2018 – (Parte III)

0

Los estudiantes de la Clase Lex 2018 de la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico gozan de una diversidad de trasfondos e intereses que de seguro su aportación al País se dejará sentir muy pronto en muchos sectores de la sociedad puertorriqueña.

A continuación compartimos algunas de las historias de éxito de Elizabeth Barreto Cardona y  Alexandra Ortiz Ortiz  graduandas de la Clase Lex 2018 donde nos cuentan sus retos y logros en la Escuela de Derecho, y sus metas futuras.

 

Elizabeth Barreto Cardona viene de Aguadilla donde residía con su familia, compuesta por su esposo y tres hijos. Es sobreviviente de cáncer de seno y terminó su bachillerato mientras le daban su tratamiento de quimioterapia. Fue ahí que se propuso estudiar Derecho si superaba la condición.

Junto con Alexandra Ortiz crea el Pro bono Acceso, Dignidad y Equidad para Personas con Impedimentos, mejor conocido por sus siglas, ADEPI, en el que ofrecen orientación y ayuda a personas con discapacidad para que puedan lograr acceso a espacios y vencer las barreras que los lleven a cumplir sus sueños. Escuchemos a Elizabeth con su historia de superación.

Historias de éxito Clase Lex 2018 entrevista a Elizabeth Barreto Cardona

 

Alexandra Ortiz Ortiz, estudiante de la Clase Lex 2018, es un ejemplo de tenacidad y consistencia que enfrentó retos no solo para entrar a la Escuela de Derecho de la UPR más allá de tomar unos exámenes de admisión. Su mayor reto, una vez fue admitida, fue descubrir cómo sería acogida, qué facilidades y qué limitaciones se encontraría y cómo podría superarlo, desde su silla de ruedas motorizada, única opción de movilidad. Entrar a la Escuela de Derecho de la UPR era parte de su proyecto de vida, si quería lograr su sueño de convertirse en abogada, así que no tuvo otra opción que superarlo y seguir con su misión, dice Alexandra.

Igual de importante, sin duda fue que durante esos tres años en la Escuela de Derecho, Alexandra ganó una amiga, su compañera Elizabeth Barreto con quien compartió barreras que ambas lograron convertir en una causa, la creación del Pro Bono: Acceso, Dignidad y Equidad para Personas con Impedimentos, mejor conocido por sus siglas, ADEPI.

Más allá del progreso académico que poco a poco fue logrando la estudiante, ella considera que de los logros que obtuvo y que no olvidará durante su paso por la Escuela de Derecho lo han sido la concienciación a la comunidad sobre la inclusión y el acceso para las personas con diversidad funcional. El poder dejar una semilla de sensibilidad y equidad ha sido su legado. Se refiere a la creación del Pro bono ADEPI junto a su compañera Elizabeth que, aunque todavía está en pañales, ha sido su mayor logro y un medio para visibilizar a los y las estudiantes con diversidad funcional en la facultad.  La estudiante espera que “ADEPI siga creciendo, contribuyendo y ofreciendo la orientación y ayuda necesaria a los y las estudiantes de la UPR Río Piedras y demás personas en general”.

Cumplida ya una de sus metas de graduarse de la Escuela de Derecho de la UPR, lo próximo para Alexandra será pasar la reválida y poder ejercer como abogada. Dice que seguirá explorando todas las posibilidades en cuanto al área y cuáles canales escoger para transformar sus conocimientos a un servicio de excelencia en beneficio de la sociedad. Está segura de que hará una labor social, sea donde sea, que contribuya de alguna manera a personas que lo necesiten.

Además de desarrollarse como profesional, de siempre concienciar a todos y todas sobre la diversidad funcional, otra de sus metas es que considera continuar con su aprendizaje y desarrollo académico estudiando la Maestría en Derecho (LLM) en un futuro muy cercano. Aunque, dice que hay otras áreas de enseñanza que le interesarían experimentar en los próximos años.

Share.