CIRCULAR CIERRE DEL SEGUNDO SEMESTRE 2019-2020

0

CIRCULAR CIERRE DEL SEGUNDO SEMESTRE 2019

12 de mayo de 2020

A LA COMUNIDAD DE LA ESCUELA DE DERECHO

Vivian I. Neptune Rivera, Decana

CIRCULAR CIERRE DEL SEGUNDO SEMESTRE 2019-2020

El cierre del semestre en curso pasará a la historia como uno sin precedente. Desde el 13 de marzo de 2020 comenzamos las clases a distancia como medida preventiva ante la pandemia mundial del COVID-19. Jamás imaginamos que estaríamos 60 días fuera de nuestra Escuela y que el regreso a la misma sea aún incierto. La Clase Lex 2020 experimentó durante sus años de estudio huelgas, huracanes, sismos y ahora esta pandemia. No hemos podido regresar a nuestro Campus, a nuestra Escuela. No han podido realizar las actividades que por tradición se celebran en sus últimos días de clases. Sin embargo, a pesar de estas circunstancias extraordinarias todos los que formamos parte de la Comunidad de la Escuela de Derecho deseamos reconocer por su tenacidad y felicitar a todos nuestros estudiantes por los logros obtenidos al culminar con éxito el segundo semestre del año académico 2019-2020.

Son las vivencias compartidas en nuestros emblemáticos salones L1, L2, L3 los que ahora recordamos con añoranza. Las clases en los salones L4-L5 y L6 ya eran apreciadas desde que completamos el proyecto de sustitución de sillas y mesas en esos salones. El área de Clínica y los salones L7-9 con los perennes letreros de no mover las sillas, las mesas ni los podios, hoy los extrañamos a la distancia. Los trabajos en equipo, las organizaciones estudiantiles, los pro bonos, el Consejo, la Revista, el Business Law Journal, son todas experiencias colectivas indelebles en las que pusieron en práctica el proceso de toma de decisiones, destrezas de liderazgo y creación de amistades, todas experiencias que los acompañarán en su recorrido de crecimiento personal y profesional.

Muchos de ustedes literalmente residían en nuestra Biblioteca. Ese lugar donde en el período de finales podían estar 24 horas estudiando y haciendo turnos interminables para los salones de estudio grupal. Son muchos los recuerdos que tenemos de nuestro entorno físico por que día a día nos esmerábamos por mejorarlo y cuidarlo bajo el ojo vigilante de Domingo Díaz, Reparador General y María Brito y su excelente equipo de mantenimiento. La inauguración del primer baño inclusivo del Recinto, la instalación de sillas y mesas en el vestíbulo de la Escuela; el movimiento continuo de las sillas y mesas del Salón de Estudiantes conocido como el Tony`s , así como la fila en Black Coffee, son todos recuerdos que nos transportan a revivir las sensaciones de seguridad y felicidad que el sentirse “en casa” provocaba en nosotros.

Extrañamos los Karaokes Nights del Consejo, nuestra Casa Abierta, la Bienvenida a la Clase de Primer Año, el Compromiso Pro Bono, Enlace, el Debate Don Miguel Velázquez Rivera, hasta las batidas de Abel. Las luchas por el estacionamiento y para que abrieran la pista para tener más área para estacionarse son parte de las vivencias indelebles de sus años en nuestra Escuela así como las peticiones de cursos y propuestas de nuevos ofrecimientos, pro bonos y Clínicas. Nuestro agradecimiento y reconocimiento para Verónica Vega Presidenta del Consejo de Estudiantes de la Escuela de Derecho y miembro de la Clase Lex 2020 por su liderazgo y labor de excelencia comunicando las necesidades de los estudiantes y forjando puentes de colaboración continua que nos permitieron atender las solicitudes, buscar soluciones a los retos enfrentados y trabajar en equipo para beneficio del estudiantado.

Esta no es la primera vez que hemos vivido una experiencia que nos ha alejado de nuestro entorno. Luego del Huracán María en septiembre del 2017, muchos recordarán como ante la ausencia de energía eléctrica impartimos clases al aire libre con carpas, sillas y mesas. Adquirimos generadores y lámparas para impartir clases en el L4, L5 y L6. La Escuela cerraba a las 5:00pm y los cursos nocturnos se impartieron sábados y domingos. Los estudiantes nos pedían permanecer en la Escuela pasadas las 5:00pm lo que no era posible por la falta de alumbrado en las carreteras y en el Recinto. Pero aún así brindamos servicios de emergencia, repartimos comida caliente gratuita durante semanas y culminamos el año académico en cumplimiento con los estándares de la American Bar Association entidad que monitoreó muy de cerca todo el proceso. No fue hasta diciembre que como proyecto piloto nos permitieron que la clase nocturna de primer año tomara clases en el Centro Integral de Apoyo a Víctimas (CIAV) ubicado en Plaza Universitaria de 6:00pm a 10:00pm con la condición de que una de las Decanas o el Decano Asociado estuviera presente. Luego como proyecto piloto se nos permitió comenzar las clases nocturnas en la Escuela. Muchos de los que vivieron todas estas experiencias con nosotros se gradúan de nuestra Escuela en junio 2020.

Ahora con el COVID-19 las paredes, plantas, árboles, sillas y mesas que parecen tener nuestros nombres por el uso prolongado, hoy las añoramos. ¡Qué daríamos por entrar al recinto, subir las escaleras de entrada a nuestra Escuela, admirar su hermoso vestíbulo y dirigirnos a algún salón, al patio, o al Decanato, la Clínica o a la Revista! ¡Qué daríamos por los encuentros rutinarios con colegas y amigos en ese espacio en el que nos sentíamos todos seguros! Es esa ausencia del contacto la que tanto echamos de menos. Por eso es que esta nueva realidad nos toca de una manera particular. Echamos de menos todo lo que dábamos por sentado.

Duele no poder despedir a la clase graduanda. Duele no poder llevar a cabo la ceremonia de Reconocimientos y Logros de la Clase 2020. Pero nos motiva a seguir y nos llena de alegría que ustedes nuestros estudiantes hayan terminado hoy el semestre contra viento y marea. Nos llena de orgullo y esperanza que hayamos podido: establecer en tiempo récord un Fondo de Emergencia y ayudado a tantos; continuar brindando apoyo emocional y consejería por el compromiso de nuestro excelente equipo de trabajo del Deanato Auxiliar de Asuntos Estudiantiles; forjar una oferta académica para el verano y agosto con una facultad comprometida con brindar una educación de excelencia; y verlos hoy terminar de manera exitosa el semestre. Al menos la tecnología nos permite vernos, sonreír y darnos un saludo sincero y profundo matizado por la distancia.

En agosto 2020 recibiremos a una clase que comenzará sus estudios de una manera muy distinta a las clases anteriores. La combinación de educación a distancia y presencia física reducida en el campus parecen ser las tendencias en la mayoría de las Universidades de los Estados Unidos y Puerto Rico. Es muy probable esa sea nuestra realidad. Sin embargo, continuaremos brindando la educación de excelencia que nos caracteriza con la misma pasión y vocación. Continuaremos identificando proyectos nuevos como el UPR Resiliency Law Center que inauguramos este semestre y el Centro de Justicia Restaurativa y Terapéutica que estamos forjando durante estas semanas. Seguiremos creando, aportando y formando.

Gracias a todos y cada uno de nuestros empleados por anteponer el bienestar de nuestros estudiantes a sus necesidades individuales y personales. Gracias a cada miembro de la facultad que se certificó y continúa educándose para ofrecer la educación a distancia de mejor calidad así como elaborando ofrecimientos nuevos y reformulando sus cursos regulares para atemperarlos a nuestra nueva realidad. Y gracias a nuestros estudiantes que enfrentando situaciones muy difíciles y complejas continuaron con determinación tomando sus cursos, participando activamente y completando su educación. ¡Ustedes son nuestro orgullo!

¡Felicidades a la Clase Lex 2020! Es nuestro deseo poder despedirlos y celebrar sus logros ya sea en Diciembre 2020 o temprano en el 2021 cuando sea seguro realizar la Ceremonia de Reconocimientos y Logros a la Clase Lex 2020. Éxito a todos nuestros estudiantes en sus exámenes finales y nuestro reconocimiento por los logros obtenidos a pesar de las situaciones extremas vividas.

Nuestras vidas no serán las mismas después del COVID-19. Ha todos nos ha tocado de una manera particular. Pero nos une el deseo de servir, de aportar y proponer opciones basadas en la justicia y la equidad real. ¡Nos volveremos a encontrar! Estaremos aquí para ustedes. Esta es y siempre será su casa.

Reciban todos mis deseos de salud y bienestar.

Share.

About Author