Declaración de Fines y Objetivos de la Escuela de Derecho

Logo DERECHO

La visión de la Facultad de Derecho es ser un centro académico de vanguardia con proyección y prestigio internacional enfocado en la educación accesible, en la reflexión, análisis y práctica del derecho como instrumento de transformación social con una perspectiva de justicia que cultive la dignidad humana.

Su misión es proveer a las estudiantes la instrucción académica que forme juristas capaces y custodios de derechos, que contribuyan al fortalecimiento de una sociedad ética, justa e inclusiva.  De igual forma, iniciar y cultivar en el estudiantado el interés por el análisis de nuevas perspectivas en el ejercicio del derecho, dando atención a técnicas transaccionales e innovadoras que conduzcan a una sociedad que conozca, valore y ejerza sus derechos.

Principios rectores del quehacer académico

La Escuela de Derecho aspira a la conservación, mejoramiento y transmisión de los más avanzados conceptos del Derecho en armonía con principios democráticos, con perspectiva de justicia y respeto a la dignidad humana.  Asimismo, la Escuela de Derecho se sostiene como un centro de generación de conocimiento y reflexión crítica en torno a las instituciones jurídicas.

Por lo anterior, la Escuela de Derecho debe fomentar el continuo desarrollo del crecimiento y esclarecimiento del Derecho en Puerto Rico y contribuir al pensamiento jurídico universal y al Derecho en general.

La Facultad de Derecho, tanto por esfuerzos individuales como colectivos, debe desplegar una iniciativa continua hacia la reforma del Derecho puertorriqueño vigente y los métodos alternos de resolución de disputas al estimular y fomentar estudios e investigaciones de problemas sociales importantes que puedan resolverse efectivamente por medio del Derecho.  Profesores y estudiantes deben participar en aquella actividad pensante de la sociedad de donde emanan las principales decisiones de política pública que afectan al país forjando y orientando el cambio socio-jurídico de la comunidad.  También la Facultad debe ocuparse de tareas más directamente relacionadas con la docencia y erudición jurídica, tales como la preparación de materiales adecuados de instrucción, la investigación histórica del Derecho, el análisis de la legislación y jurisprudencia recientes, y otras labores similares.  Asimismo, la Facultad debe especialmente estimular el desarrollo del derecho comparado, aprovechando las circunstancias de Puerto Rico, donde coinciden el Derecho Civil y el Common Law.

Perfil de la Egresada

Es nuestro objetivo mantener un programa riguroso de educación legal que inste a la creación de conocimiento que genere nuevos estados de derecho, y que prepare al estudiantado para la admisión al ejercicio de la abogacía y para la participación responsable y efectiva como integrantes de la profesión jurídica. Ello, de modo que las egresadas asuman una vocación de servicio que contribuya a mantener el libre y cabal acceso de todos y todas a la justicia.

La Escuela de Derecho aspira a que graduadas de nuestra Escuela sean profesionales integrales, capaces de manejar datos y conceptos en forma creadora y socialmente responsable para resolver los problemas jurídicos ante sí.

Para alcanzar estos fines, nuestro programa de estudios y el cúmulo de experiencias académicas están dirigidos a dotarles de lo siguiente:

A.         Actitud crítica

Es nuestra aspiración que la estudiante y la graduada se esforzará por descubrir la verdad y para ello razonará lógicamente, descubrirá falacias o inaplicabilidades en los argumentos que se le enfrenten, entenderá situaciones complicadas y podrá clasificar, organizar y sintetizar sus múltiples elementos.  Debe ser capaz de realizar un análisis riguroso de cualquier situación legal y de cualquier decisión judicial, pieza legislativa u orden administrativa, y podrá deslindar todos los elementos que las componen y distinguir la relativa importancia y efecto de cada una de ellas.  Pero esto es solamente un aspecto de la actitud crítica.  Estas habilidades deberán ser complementadas  con los conocimientos y perspectivas desde los cuales pueda realizar el análisis-síntesis crítico de los asuntos ante sí.

B.         Visión ético-filosófica del Derecho y la abogacía

La egresada buscará entender plenamente la naturaleza de su sociedad y, en general, la naturaleza de los procesos sociales para ubicar el Derecho en su lugar propio dentro del cuadro tota de la realidad humana.  Admitirá el derecho como un producto social y, a la vez, como un factor formativo de la sociedad.  Conocerá el dinamismo propio del Derecho, su lógica interna, su vida e historia.  Comprenderá cabalmente la historia del Derecho y la organización de su profesión, su función social, las normas de conducta profesional y las razones que justifican dichas normas.  Creará consciencia de la seria responsabilidad social que pesa sobre el y la profesional del Derecho en vista de la importante misión que desempeña esta profesión en la sociedad.

C.         Conocimiento del Derecho positivo

La Escuela de Derecho crea oportunidades sustanciales para que el estudiantado domine y entienda las instituciones básicas del ordenamiento jurídico, tomando en cuenta nuestra tradición mixta e incluyendo una perspectiva global. Asimismo, deberá conocer y distinguir las formas en que el derecho contribuye a estructurar un amplio espectro de relaciones sociales, tanto del orden público como privado así como dominar los mecanismos institucionales para la resolución de disputas. La egresada de la Escuela de Derecho podrá reconocer el Derecho como sistema normativo, y crear y emplear nuevos y diversos abordajes metodológicos para atender problemas sociales y jurídicos existentes y emergentes.   Al completar sus estudios de Derecho, las estudiantes poseerán una visión integrada de la estructura del ordenamiento jurídico, incluyendo conocimiento cabal de las instituciones, conceptos y problemas básicos de sus principales áreas.

D.         Conocimiento sobre el trasfondo y desarrollo del Derecho positivo

La Escuela de Derecho se esfuerza porque las estudiantes comprendan el Derecho positivo en todo el dinamismo de su realidad, como un producto social y como un instrumento para la consecución de fines sociales deseables.  Por ello, el estudiantado desarrollará un entendimiento adecuado de las consideraciones subyacentes y premisas tácitas que informan las normas básicas del Derecho positivo en cada una de sus principales áreas.  Esto es, conocerá su origen y desarrollo histórico y las fuerzas socio-económica a las que responde.  La información a la disposición del estudiantado le permitirá reflexionar sobre la probable configuración del Derecho positivo futuro, señalándole nuevas tendencias que se van arraigando en cada campo específico, y el desarrollo y los acontecimientos anticipables en las mismas.  La presentación tanto del Derecho positivo como de las nuevas tendencias estará acompañada por crítica valorativa que tendrá en cuenta el deber ser del Derecho y el estudiantado estará expuesto a la exégesis del Derecho vigente que exponga sus deficiencias y lo que se requiere para mejorarlo.  Para lograr esta visión amplia y crítica del Derecho, las estudiantes se expondrán a su estudio de manera comparada e interdisciplinaria y en conjunción con el contexto de los factores que inciden en el mismo.

E.         Destrezas propias de la profesión legal

A través de sus estudios jurídicos, a estudiante debe desarrollar destrezas que le permita identificar y diagnosticar problemas jurídicos. Asimismo, conjuntamente con la cliente, podrá elaborar y ejecutar planes de acción para la evaluación y solución de conflictos. Aspiramos a que la egresada desarrolle y aplique destrezas negociación y conciliación y realice investigaciones fácticas incluyendo la capacidad de planificar y diseñar estrategias investigativas. Nuestras estudiantes, además, tendrán la oportunidad de desarrollar otras destrezas básicas tales como:  analizar críticamente la relación entre situaciones de hechos, contexto y norma jurídica; recopilar y organizar información adecuada para identificar diversas posibilidades de acción y desempeñarse adecuadamente en el asesoramiento al o a la cliente.  Asimismo, el estudiantado podrá desarrollar destrezas de comunicación oral y escrita en el contexto legal; articular la argumentación jurídica de forma organizada, clara y coherente; y aplicar destrezas forenses básicas, incluyendo mecanismos de descubrimiento de prueba y litigación en primera instancia y apelativa.

En fin, aspiramos a que la estudiante aprenda a expresarse con corrección, precisión y claridad.  Aprenderá a redactar documentos necesarios para la práctica profesional, a poner en práctica técnicas de negociación, de métodos alternos de resolución de conflictos, argumentar con persuasión y efectividad, oralmente y por escrito.  Adquirirá alguna experiencia práctica en entrevistas con clientes; la formulación de las teorías del caso, en el interrogatorio y contrainterrogatorio de testigos, y la selección de jurado, entre otras.

F.         Valores profesionales

La Escuela de Derecho, además, aspira a inculcar en el estudiantado responsabilidades éticas y profesionales, las cuales implican responsabilidad social y compromiso con el acceso a la justicia por poblaciones económicamente desventajadas o socialmente marginadas. También desarrollará una actitud hacia la reflexión sobre la justeza de la norma jurídica más allá del derecho positivo y el análisis crítico y diligente que busque la eliminación de discrímenes sistémicos en la administración de la justicia y en la profesión legal; el entendimiento y aplicación de obligaciones éticas.

G.         Entendimiento cabal de los procesos jurídicos fundamentales

Aspiramos a que el estudiante conozca a fondo la dinámica de los procesos legislativos, judiciales y administrativos.  No solo dominará la técnica, sino también entenderá los elementos que integran el proceso decisional.

H.         Conocimiento cabal de las fuentes bibliográficas, métodos y técnicas de investigación

Nuestras profesionales del derecho deberán investigar las normas vigentes relativas a cualquier problema jurídico, y cómo y dónde adquirir conocimientos especializados de los aspectos extrajurídicos de cada situación ante sí.  No solo manejarán materiales bibliográficos, sino que también dominará cabalmente el proceso de investigación.

Aprobado en Reunión de Facultad del 27 de abril de 2016