2122-06 Medidas para el control de la exposición al COVID-19

0

10 de agosto de 2021

Circular 2122-06

A TODA LA COMUNIDAD
Escuela de Derecho

Prof. Oscar E. Miranda Miller
Decano Asociado

Medidas para el control de la exposición al COVID-19

Como es de su conocimiento, durante este semestre retomaremos hasta cierto punto las labores académicas presenciales. Todos y todas compartimos la responsabilidad de cuidar la salud de los demás. Por ello, tenemos que ser disciplinados manteniendo las medidas de seguridad que mencionaré a continuación.

En primer lugar, conforme la determinación de la Junta de Gobierno de la Universidad, la vacunación contra el COVID-19 será compulsoria para el personal docente, no docente y el estudiantado. La vacunación no es infalible, pero reduce exponencialmente los riesgos y por ello solo se va a excusar a quienes documenten estar cobijados por una excepción bona fide a la luz de la más reciente Orden Ejecutiva y las comunicaciones de la Presidenta Interina de la Universidad. Si bien el Recinto se ha comprometido a desarrollar un mecanismo para que el estudiantado pueda evidenciar su vacunación a través del portal MiUPI, la información tardará un poco en lo que es segregada y compartida. Por ello, cada docente con cursos con componente presencial queda en libertad de requerir esta evidencia a sus estudiantes.

En segundo lugar, será requerido el uso de mascarilla en toda área cerrada y áreas abiertas en las que haya personas a menos de 6 pies unas de otras. Esto independientemente de que la persona esté vacunada. Las mascarillas tienen que ser apropiadas, en tela o tipo quirúrgica, manufacturadas en un tejido cerrado, sin válvulas de inhalación/exhalación y no pueden ser sustituidas con bandanas ni bufandas. Recomendamos además que al acudir a la Escuela tengan consigo más de una mascarilla, en caso de que una se rompa o ensucie.

Por otra parte, será fundamental que no expongamos a los demás si experimentamos síntomas que podrían estar asociados al virus. Cuando eso suceda, debemos mantenernos en nuestros hogares y, de tratarse de estudiantes con cursos presenciale, escribir prontamente a sus profesores para tratar de lograr acomodos. Estos acomodos pueden ser tan básicos como entablar una llamada por FaceTime con otra estudiante que esté en el salón para no perderse la discusión de clase. En caso de estudiantes que arrojen positivo a COVID-19, deben notificar inmediatamente a los docentes de sus cursos con reuniones presenciales y a la Decana Auxiliar de Asuntos Estudiantiles quien coordinará para que el Recinto haga las entrevistas y el rastreo apropiados. Dependiendo del resultado de esos procesos, podría ser que se suspendan temporeramente algunas reuniones presenciales en lo que se limpian las áreas y se determina quienes deben hacerse la prueba. Esas determinaciones se tomarán en consulta con el médico del Recinto. En estos casos será importante que haya comunicación directa privada entre estudiante y docente.

Otras medidas importantes incluyen mantener una distancia apropiada entre unos y otros en todo momento. La distancia mínima entre dos personas vacunadas debe ser de 3 pies y debemos esforzarnos por tratar de mantener 6 pies cuando sea viable, particularmente si se está consumiendo alimentos, aunque sea al aire libre. También debe evitarse el contacto con las manos entre personas y el manejo de artículos por distintas personas, como bolígrafos, por ejemplo. La Escuela proveerá productos para sanitar las manos en distintas áreas, pero en la medida de lo posible cada cual debe tener el suyo y claro, deben usarse con regularidad.

Por último, cada docente a cargo de un curso presencial debe desarrollar un plan alternativo por si acaso hay algún caso de exposición en su clase. Como mínimo, deben pensar de antemano qué herramienta utilizarían para reuniones virtuales. Idealmente se familiarizarán con la plataforma Moodle que permite compartir información y llevar a cabo actividades, incluyendo pruebas o exámenes. En vista de que muchos estudiantes tendrán reuniones seguidas de cursos en línea y presenciales, tenemos que garantizar  espacios adecuados para que nuestros estudiantes se conecten desde la Escuela a las sesiones en línea. A esos efectos, se limitará la cantidad de espacios en la Biblioteca. La mayor parte de los espacios, incluyendo el salón de cómputos y los salones L-301 y 302 se mantendrán reservados para que nuestro estudiantado los pueda utilizar para conectarse a sus cursos. El salón L-6 y el salón de estudiantes (Tony’s) también se reservarán para esos fines.

Confiamos en la colaboración de toda nuestra comunidad para hacer de la Escuela de Derecho un ambiente de enseñanza seguro.

Saludos cordiales.

Share.

About Author