Historia de éxito Completan su Juris Doctor hermanas Caroline y Katherine Cartagena De Jesús

0

 

Dos hermanas luquillenses, Caroline y Katherine Cartagena De Jesús, viajaron juntas y completaron su Juris Doctor en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico en mayo de 2021. Caroline es casada y madre de un niño de seis años y desde que ambas comenzaron sus estudios madrugaban todos los días para llevar al menor a la escuela y llegar a tiempo a sus clases. La travesía en Derecho no fue fácil ya que además de la carga académica todas las tardes buscaban al niño para llevarlo a un “maratón” de terapias para su desarrollo y aprendizaje. Caroline y Katherine se ayudaron mutuamente para culminar en tres años y lo lograron de manera sobresaliente siendo ambas Magna Cum Laude. Gracias a sus esfuerzos y la madre de ambas, Evelyn De Jesús, el menor también culminó este año su grado de Kindergarten exitosamente.

Caroline y Katherine, son egresadas de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Humacao. Caroline obtuvo un bachillerato en Administración de Empresas con concentración en Contabilidad y Recursos Humanos, Magna Cum Laude. Perteneció al Programa de Honor, Programa Post-Bachillerato Ronald E. McNair y realizó investigaciones siendo galardonada con un premio metálico en el XVI Encuentro Nacional de Estudiantes de Contabilidad.

Luego, culminó un MBA con concentración en Contabilidad y Gerencia en Tecnología. Katherine obtuvo un bachillerato en Ciencias Naturales con concentración en Matemáticas Computacionales y grados menores en Contabilidad y Ciencias Actuariales, Summa Cum Laude. Además, tomó cursos y realizó investigaciones relacionadas a la epidemiología en diversas universidades en los Estados Unidos, entre estas la Universidad de Harvard. Ambas presidieron asociaciones estudiantiles.

Caroline y Katherine fueron admitidas en agosto de 2018 y pasaron el cedazo del proceso normal de admisión dando fe de que en la Escuela de Derecho de la UPR no se ingresa por pala como se comenta fuera de la Universidad. Durante sus años de estudios se destacaron por su labor en los Pro Bonos y apoyo a las actividades estudiantiles siendo miembros de la Asociación de Estudiantes de Derecho (ANED). Ambas fueron galardonadas con el Premio Wieltka García García, Caroline como Probonista del Año 2020 y Katherine como Probonista del Año 2021. Ambas sobrepasaron las 700 horas de servicio comunitario durante sus tres años de estudio.

Desde el Programa Pro Bono de la Escuela de Derecho de la UPR, único en Puerto Rico, ambas tuvieron la oportunidad de atender desde su primer año, diferentes necesidades identificadas en la comunidad de escasos recursos. Juntas fundaron el Tax Pro Bono, junto a un compañero, ante la escasez de orientación en aspectos contributivos. Coordinaron, en y fuera de la Escuela, talleres, conversatorios, asistencia directa de preparación de planillas a los ciudadanos para asistirles en tan importante gestión y aún en la pandemia, continuaron brindando los servicios virtuales junto a sus compañeros probonistas. Les fue gratificante que Tax Pro Bono fue galardonado con el Premio de Actividad Educativa del Año en dos ocasiones y el Premio de Actividad Comunitaria del Año 2021 por varias actividades a la comunidad impactando alrededor de 22,000 personas. Ambas agradecen al Prof. Carlos E. Díaz Olivo por su mentoría.

También, desde el ProBono Derecho de Adolescencia y Niñez (DAN) pudieron trabajar arduamente para que se le proveyeran distintas plataformas de expresión a esta población. Entre otras aportaciones, colaboraron por dos años en la coordinación del Certamen de Oratoria dedicado a la Profa. Olga E. Resumil Ramírez impactando un sin número de estudiantes y, en su última edición, el ganador del Primer Lugar a nivel superior, gracias a esta invaluable experiencia, logró publicar un poemario y conocer al Hon. Luis Estrella Martínez, Juez del Tribunal Supremo de PR. Además, colaboraron en la recolecta y entrega de postales en Navidad y ofrecimiento de talleres educativos a los jóvenes de los Centros de Tratamiento Social. Uno de estos jóvenes les escribió una carta a los probonistas, entre ellos a Caroline y Katherine, agradeciéndoles su labor y por inculcarle deseos de estudiar en la Universidad al punto que ya fue admitido, y expresó su deseo de aspirar a estudiar derecho en un futuro. Agradecen a la mentora, Lcda. Athelyn Jiménez Emmanuelli por sus atenciones y consejos.

Caroline, también participó en el Pro Bono Inclusión para la Comunidad de Educación Especial (INCED). Comprometida con esta población tuvo la oportunidad de colaborar en la coordinación de actividades en el Mes de Educación Especial, y en el Mes del Autismo para concientizar sobre este trastorno. Orientó a padres sobre los derechos de sus hijos y los procesos para hacerlos valer ante el Departamento de Educación. Agradeció a la mentora, Lcda. María de los A. Garay por haber dado la batalla junto a ella en una vista de su hijo ante el Departamento de Educación, saliendo victoriosas. En su tercer año, participó en la Clínica de Asistencia Legal Notarial donde tuvo la oportunidad de practicar en la redacción de instrumentos públicos y testimonios bajo la supervisión de la profesora Lourdes I. Quintana Lloréns y realizar trámites con el Ministerio Público y agencias. Culminó exitosamente sus casos de Acta de Declaratoria de Herederos y dos Correcciones de Actas que Obren en el Registro Demográfico en el cual conllevó este último unidad de acto, caso novel en la Clínica. Vive agradecida por la oportunidad única de practicar en lo que desea convertir su carrera profesional.

Katherine también formó parte del equipo de Enlace con Escuelas Públicas desde su primer año y fue coportavoz por dos años. Se ha caracterizado en todo momento por sus buenos principios, su actitud colaborativa y sus ganas de contribuir a un mejor Puerto Rico brindando su tiempo a jóvenes interesados en la profesión de la abogacía. Quienes la conocen pueden dar fe de su interés por ayudar a las personas que más lo necesitan. Katherine ha impactado la vida de muchos jóvenes del sistema de educación pública de nuestro país. En su último año, se integró en la práctica de la Clínica de Quiebras, única en Puerto Rico, ayudando a deudores a tener un nuevo comienzo financiero y mejor calidad de vida, bajo la supervisión del profesor Wilbert López Moreno.

Además, fungió como editora titular del UPR Business Law Journal. Por su desempeño, Katherine ganó la Beca McConnell-Valdés en dos ocasiones y por su labor en los Pro Bonos recibió el Premio Joven Destacada del Municipio de Luquillo otorgado por el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio. Agradeció a la Escuela y a su mentora, Lcda. Mariluz Jiménez Colón, por su constante apoyo.

Como estudiantes, Caroline y Katherine mantuvieron su determinación y metas fijas aún con las clases virtuales, problemas de energía eléctrica u el internet. Destacaron que, a pesar del COVID-19, la Clase 2021 se mantuvo bien unida. Lamentaron que no tengan la oportunidad de desfilar en su graduación debido a las medidas impuestas por la Universidad de no hacer los actos presenciales como deseaban. Concluyen que fueron muchas las experiencias únicas vividas en la Escuela, en especial haber aprendido a servir a través del Programa ProBono contribuyendo así al servicio público y el acceso a la justicia. El comenzar y culminar derecho juntas las unió más como hermanas y marcó el principio de metas alcanzadas.

Tanto Caroline como Katherine expresaron que haber obtenido su Juris Doctor de la UPR es para ambas “un orgullo y un sueño realizado, siendo producto UPR desde sus estudios subgraduados” y agradecen a la Decana Vivian I. Neptune Rivera por su apoyo incondicional.

###

Share.

About Author